Curriculum Vitae
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
 
Perdida de peso: Como dejar de comer por motivos emocionales

Fíjese que los motivos emocionales que pueden sabotear sus esfuerzos por perder peso y volver a sus malos hábitos. A veces los anhelos por la comida pasan cuando usted está emocionalmente alterado. Muchas personas comen como consuelo - conscientemente o inconscientemente - o cuando están enfrentando un problema difícil o están ocupados.

Comiendo por un motivo emocional - como una manera de suprimir o aliviar las emociones negativas, como tensión, enojo, ansiedad, fastidio, tristeza y soledad - puede sabotear sus esfuerzos de descenso de peso. Sobre todo alimentos con alto valor calórico, dulces, salados y grasos.

La conexión entre el humor y comida

Los eventos importantes de la vida - como el desempleo, problemas de salud y divorcio y las molestias de la vida diaria - como un trabajo del estresante y cambios en su rutina normal - puede activar emociones que llevan al comer demás.

Algunas comidas pueden tener sustancias aparentemente adictivas. Por ejemplo, cuando usted come chocolate, su cuerpo libera sustancias que favorece a su buen humo. Relacionado a esto es el hecho simple de comer que aleja las emociones negativas.

La comida también puede ser una distracción. Si usted está angustiado sobre un problema o tiene un conflicto, la comida puede distraerlo. Pero la distracción sólo es temporal. Mientras usted está comiendo, sus pensamientos enfocan en el sabor agradable de su comida.

Desgraciadamente, cuando termina de comer su atención vuelve a sus problemas, y ahora tiene una carga adicional, la culpa.

 

Cómo recobrar el mando

Aunque las emociones fuertes pueden activar los deseos por la comida, usted puede tomar algunos consejos para controlar esos deseos. Pruebe estas sugerencias:

  • "Aprenda a reconocer el verdadero hambre". ¿Su hambre es físico o emocional? Si comió hace unas horas y no tiene el estómago con sensación de vacío, probablemente no está muy hambriento.
  • "Sepa sus puntos débiles". Durante los próximos días, anote lo que come, cuánto come, cúando come, cómo está sintiéndose cuando come y cuan hambriento está cuando come. Con el tiempo, podrá notar qué cosas está haciendo mal y modificarlo.
  • "Busque el consuelo en otra parte". En lugar de desenvolver una barra de chocolate, realice un paseo, vea una película, escuche música, lea o llame a un amigo.
  • "No guarde comidas poco saludables". Evite ir al supermercado con apetito.
  • "El bocado saludable". Si siente el impulso para comer entre las comidas, escoja una comida bajo en grasas, bajo en calorías, como una fruta, verduras o algún cereal libre de grasa. O pruebe las versiones de algún producto reducido en calorias.
  • "Coma una dieta equilibrada". Intente realizar las 4 comidas. Incluya en las comidas todos los grupos de alimentos. Dé énfasis a granos enteros, verduras y frutas, así como los producto lácteos bajo en grasa y fuentes de la proteínas bajas en grasas. Cuando usted come todos los grupos de alimentos probablemente se sienta sin apetito por más tiempo.
  • "Realice un control médico". Su humor es más manejable cuando se tiene un buen estado de salud y descansa lo necesario.

Intente aprender de la experiencia, y realice un plan sabiendo como manejar sus estados emocionales.

Fuente: Clínica Mayo 2006 (Traducción al español Lic. Andrea Díaz Pereyra)

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .